El coordinador del Partido Verde Ecologista en la Cámara de Diputados, Jesús Sesma Suárez, fue víctima de robo al interior del Pleno del Palacio Legislativo de San Lázaro.

Mientras el legislador daba entrevista a medios de comunicación su teléfono móvil fue tomado de su curul, junto con una tarjeta de crédito que portaba en la funda del aparato.

Los hechos ocurrieron poco antes del mediodía de ayer, previo al inicio de la sesión ordinaria. Luego de la entrevista realizada en el Pleno, al volver a su lugar, el líder de la bancada del PVEM se percató de la desaparición de su móvil, de inmediato activó desde su tableta electrónica el localizador del teléfono, mismo que indicó que aún se encontraba dentro del salón de plenos, pero inmediatamente después de activarse la alerta, fue apagado para evitar su geolocalización.

Cuando vi que no tenía el celular, activé la aplicación para poder rastrearlo y a la hora de poner el sistema para que sonara, quiero entender que sonó y lo apagaron para que dejara de sonar, fue aquí en el recinto, así que blindados, blindados, no estamos”, relató entre risas incómodas de incredulidad.

En medio de la consternación del momento, el coordinador del Partido Verde Ecologista solicitó al personal de resguardo parlamentario que revisara las cámaras ubicadas en el recinto, para detectar quién había tomado el aparato. La movilización ocurrió de inmediato para revisar lo ocurrido.

Poco después, el teléfono móvil, junto con la tarjeta bancaria, fue devuelta al legislador.

De acuerdo con la versión oficial el aparato fue recuperado por un reportero que se percató de los hechos, decidió rescatarlo y devolverlo a su dueño.

El teléfono sustraído tiene un costo aproximado de 10 mil pesos en las plataformas de comercio electrónico, en donde se ofertan productos usados. El aparato le fue entregado a Sesma Suárez; el legislador lamentó los hechos.

Me causa tristeza por la persona, soy de los que valora la confianza en la gente, en los errores hay que darle vuelta a la página, que la persona que lo hizo sepa que baja el nivel de los seres humanos”, externó en una entrevista posterior.

El legislador decidió reservarse la identidad de quien tomó su teléfono móvil, mismo que fue identificado por él, gracias a las cámaras instaladas al interior del recinto legislativo.

En medio del caos, el diputado Sesma ofreció como recompensa invitar a comer a quien lo devolviera a La Mansión, uno de los restaurantes emblemáticos al interior de San Lázaro, donde la especialidad son los cortes finos de carne, sin embargo, se desconoce quién se hizo acreedor de la recompensa.

RESCATE

El aparato fue robado mientras el legislador daba una entrevista a medios de comunicación.

Al volver a su lugar el diputado se dio cuenta de la falta del aparato y activó el sistema de recuperación desde su tableta.

El responsable de la pérdida del aparato fue identificado a través de las videocámaras.

Vía Excélsior

Commentarios

commentarios