Culiacán, Sinaloa; a 11 de Marzo de 2016.- Agentes de la Policía Ministerial del Estado y elementos investigadores de  la Unidad Especializada en Aprehensiones (UNESA) detuvieron a 12 personas que contaban con órdenes de aprehensión por diferentes delitos, las cuales fueron inmediatamente consignadas ante los jueces de primera instancia de los municipios de Ahome, Mazatlán, Navolato y Culiacán, quienes dentro del término de Ley disidirán sus situaciones jurídicas.

Información de la Procuraduría General de Justicia del Estado, destaca que por contar con órdenes de aprehensión por los delitos de Daños Culposos fueron detenidos Rogelio Hernández Acosta, en El Fuerte y Jorge Esteban Pérez Gastélum, quienes estaban siendo requeridos por los jueces Segundo del Distrito Judicial de Ahome y Primero del Distrito Judicial de Culiacán.

 Reclamado por el mismo Juzgado Primero del Distrito Judicial de Culiacán fue detenido José Manuel Lizárraga Barajas, acusado del delito de Abuso de Confianza y Daños Culposos, mientras que por el delito de Despojo, fue aprehendido José Manuel Torres García, quien contaba con orden de aprehensión girada por el Juez Mixto de Navolato.

El Juzgado Cuarto del Distrito Judicial de Ahome, también giro orden de aprehensión en contra de Jesús Alberto Rocha Gámez, quien fue detenido ayer en la ciudad de Los Mochis; por el delito de Robo Agravado en lugar habitado, cometido por dos o más personas fueron detenidos  Alma Rosa Pérez y José Francisco Román, por orden del Juez Tercero del Distrito de Mazatlán.

Por Incumplimiento de las Obligaciones y Asistencia Familiar fueron detenidos Rodolfo Borboa López, por orden del Juez Mixto de Navolato y Rafael Arturo Castro Carrizosa, a petición del Juez Cuarto del Ramo Penal de Culiacán.

También por ser acusados del delito de Violencia Familiar fueron detenidos Antonio Rojo Burgos, por orden del Juez Quinto Penal de Culiacán; Jhonatan Esau López Quiñonez, por petición del Juzgado Noveno de Culiacán y Félix Ramón Zazueta Pérez, orden librada por el Juez Mixto de Navolato.

 Los detenidos fueron internados en los Centros de Ejecución de las Consecuencias Jurídicas del Delito de Mazatlán, Ahome y Culiacán, además fueron puestos a disposición de los jueces que los reclaman, quienes dentro del término legal resolverán su situación jurídica.

 La PGJE refrenda su compromiso para hacer cumplir la Ley,  con estricto respeto a los derechos humanos, para llevar ante los Jueces penales a todas aquellas personas que por algún delito sean reclamados por las autoridades judiciales, en especial aquellas acusadas de conductas ilícitas que afecten a las familias.

2,

Commentarios

commentarios