Tras el atentado en Las Vegas que dejó más de 50 muertos y 200 heridos, se sabe que el tirador es Stephen Paddock, un hombre de 64 años que disparó contra la multitud desde una planta superior del hotel Mandalay Bay en Las Vegas, era hijo de un criminal.

Benjamin Hoskins Paddock fue un ladrón de bancos que escapó de una prisión federal de Texas en 1969 mientras cumplía una condena de 20 años.

Paddock acabó en la lista de los más buscados del FBI, de la cual fue eliminado en 1977. Un año después, el delincuente fue hallado por la policía en Oregon.

Por si fuera poco, el fugitivo había sido diagnosticado como “psicópata” y también tenía posibles “tendencias suicidas”.

Con información de: La Neta Noticias 

Commentarios

commentarios