Este martes en Casa Haas, a las 19:00 horas y en el Parque Lineal, a las 20:00 horas,  continúa la proyección  audiovisual de los espectáculos del Festival Internacional Cervantino con la actuación de A moving sound, agrupación que desde su primer disco se convirtió en un fenómeno musical en Asia y más tarde a nivel mundial.   Acceso gratuito.

La agrupación taiwanesa conjuga música tradicional con sonidos contemporáneos y en todos los lugares donde se presentan,  llevan al público de la curiosidad al entusiasmo.  No es casual que se hayan convertido en pieza clave de los grandes festivales de música, como el que impulsa Peter Gabriel en el Reino Unido.

Su propuesta es una afortunada mezcla de música tradicional taiwanesa, china y otros países de la región con música contemporánea.  Las letras de las canciones hablan de la necesidad de recuperar espiritualidad, de buscar relaciones afectuosas con los otros y con la naturaleza e invitan a tomar conciencia social de los problemas que enfrenta el mundo.

La revista National Geographic la catalogó como “uno de los grupos más originales que trabaja en el campo de la World Music.

El trabajo vocal de Mia Hsieh es sorprendente.  La voz de la cantante está acompañada generalmente por los ancestrales sonidos del erhu, un violín de dos cuerdas; el zhong ruan, una especie de laúd y otros instrumentos tradicionales de percusiones.

A la contundencia de la música se suma el uso de vistosos trajes tradicionales y los sinuosos bailes de Mia Hsieh, quien es el eje del espectáculo.

A la cantante taiwanesa le gusta explorar  las posibilidades de su voz, a veces lo hace desde una técnica más académica, pero otras simplemente se deja llevar y permite que las cosas ocurran, lo cual la ayuda a conectarse profundamente con su cuerpo y sus emociones.

12

Commentarios

commentarios