Iván y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, hijos del líder del cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, enviaron una carta a la opinión pública en la que se deslindan de la emboscada del 30 de septiembre en Culiacán, en la que murieron 5 militares, y rechazan conocer a el sujeto rescatado, identificado como “El Kevin”. Además, los hijos de Guzmán Loera piden al gobierno realizar una investigación científica.

“Rechazamos tajantemente el haber participado u haber ordenado el ataque, con la aparente finalidad de rescatar a un persona que ni conocemos, ni nos une un lazo de sangre (en su momento, no lo hicimos por nuestro padre, menos arriesgaríamos nuestra integridad y tranquilidad por una tercera persona), desconociendo el por qué autoridades militares nos involucran proporcionando información errónea a los medios de comunicación, en la cual hacen
señalamiento directo en nuestra contra”, dice la carta.

En la misiva se abunda: ” Nunca hemos peleado contra el gobierno ni queremos hacerlo; eso sería cavar nuestra propia tumba, sabemos en carne propia la aplicación del alto nivel de inteligencia que puede ser ejercido por el estado mexicano, a través de las fuerzas armadas, ya que sin el uso de esta inteligencia no hubiera sido posible la detención de nuestro padre.

1

“Por ello, exhortamos a las autoridades el que se haga uso de los mismos medios para dar con el aparadero de los verdaderos responsables, procurando justicia a favor de los afectados, es decir, mediante una investigación científica en eque se determine la realidad y no se actúe por simple ‘creencia’ o ‘sospecha’ sin base alguna en nuestra contra, como se ha dado a conocer”.

Con información de El Universal.

Commentarios

commentarios