Siete de cada diez mujeres sufren violencia en sus relaciones. Cuatro de estas siete inician en los noviazgos siendo víctimas.

 

En muchas ocasiones estas mismas se vuelven rehenes de sus propias parejas y a su vez los hijos forman este mismo patrón de vida. El ser que fue abusado se convierte en abusador. Este amplio problema cotidianamente causa estragos en nuestra sociedad, la cual se reserva el derecho de buscar ayuda.

 

Maribel Chollet Morán, ha reflejado y ha comunicado en muchas ocasiones que ella fue víctima de este tipo de abuso, con la determinación y ayuda necesaria logró salir adelante y ahora puede ayudar  a quienes se ven afectados por la misma situación. También refirió que hay experiencias en quienes ejercen la ley que no son nada gratas, y es por ello que las víctimas no acuden a pedir ayuda.

 

“Una mujer se convierte en doble víctima desde el momento que llega a poner su denuncia. Y en el Ministerio Público le preguntan, qué fue lo que hiciste para que te dejaran así? Algo le haz de ver hecho al hombre para que te golpeara. Esto es una doble victimización. Y es más victimario el que está ejecutando la ley sin la sensibilidad y el conocimiento de la misma que el propio victimario que se quedó en casa la mayoría de las veces libre y sin castigo” argumentó la Candidata del Distrito XXIII por el PRI.

 

Comentó que debido a que las lesiones no pasan por más de 15 días, y las personas afectadas son enviadas a sus hogares con el mismo ser que las lastimo, es por ello que no se puede seguir permitiendo que el sistema actúe así. Maribel comentó que se requiere todo el peso de la ley para accionar en respuestas en estas cuestiones; pero sin duda alguna también se requiere que las Agencias Especializadas cumplan con su deber, que es el de procurar justicia.

 

También refirió que los casos deben de ser atendidos con la secrecía necesaria, pues se violenta el estado de derecho, y la integridad física y emocional de la mujer denunciante, que se atreve a declarar su situación; por lo cual es necesario cortar desde raíz esta problemática y encender focos rojos en las agencias para que den su debido cumplimiento. “Yo quiero trabajar muy fuertemente con el Instituto Sinaloense de las Mujeres y sus sistemas que conozco y formé parte de estas redes e instituciones”, concluyó.

Commentarios

commentarios