Se extrema la guerra sucia contra el candidato de las Manos Limpias

Aunque no tenga dinero para reponer la publicidad no me van a parar; la gente ya decidió su voto y es por Pucheta; ese es el temor de “los de enfrente”, señala.

La guerra sucia en contra del candidato de PRI y Nueva Alianza a la presidencia municipal de Mazatlán, Fernando Pucheta Sánchez, llegó este martes a los extremos, ya que el 70 por ciento de la propaganda instalada, amaneció destrozada.

Además de incurrir en un delito federal, esto denota la desesperación que tienen los de enfrente porque saben que la inmensa mayoría de los ciudadanos ya decidió su voto, y que será por Pucheta, estableció el candidato, al señalar que la ciudadanía quiere escuchar propuesta y que si se va a decir algo sea de frente, no amparados en el anonimato, y eso sí, siempre con pruebas.

“El día de hoy, de ayer, me llevo el mal sabor de boca de ver la forma en que los adversarios están trabajando; yo entiendo que a la Ley Electoral aún le faltan muchos cambios, porque tenemos que apostarle a una democracia limpia, a una democracia digna; tenemos que apostarle a una libertad del ciudadano, no a la inducción, de alguna u otra manera, como la de hoy, que con saña, con saña yo así la vi, destruyeron mucha de la publicidad, únicamente la de Fernando Pucheta. Por ejemplo en las colonias, la han quitado”,  denunció.

Entrevistado en diferentes horas del día en distintos puntos de la ciudad previstos en su agenda, el candidato indicó que difícilmente podrá reponer toda la publicidad, ya que dijo, contrario a lo que se ha venido manejando por “los de enfrente” quienes dicen que tiene una campaña de derroches, no cuenta con los recursos económicos necesarios para ello.

Sin embargo, confió en que la ciudadanía siga apoyándolo como lo ha hecho hasta hoy, porque sabe perfectamente quién es Fernando Pucheta, un hombre de manos limpias porque nunca ha robado; que no presume una familia desintegrada, y que tiene años al pendiente de los que menos tienen y más necesitan, que nunca ha sido persecutor de músicos y vendedores ambulantes, ni ha firmado contratos millonarios con recursos públicos, para el arrendamiento de vehículos, haciendo con ello el negocio de su vida.

En lo que concierne al vandalismo de su publicidad, Pucheta indicó que no se desgastará en demandas, sino que seguirá trabajando, hasta el último minuto de su tiempo de campaña, para convencer a la gente de que él representa el mejor proyecto, lo que sin duda, añadió, le dará un triunfo contundente, este 5 de junio.

Commentarios

commentarios