Por mucho que les digan y los sancionen, tal parece que los conductores de camiones urbanos de Mazatlán no entenderán.

Cuando entró el sistema de monitoreo satelital se dijo que con eso evitarían el jugar carreritas para ganar pasaje, pues las unidades irían escalonadamente y eso se podría ver desde una pantalla ubicada en oficina.

Pero al menos en la ruta Francisco Alarcón el plan no se cumple.
Un lector captó con su teléfono la forma en que se rebasan dos camiones para tratar de obtener mayores clientes.

Uno trata de pasar y el otro imprime velocidad, pero finalmente pierde la carrera por varios metros de distancia. Y eso porque el conductor se dio cuenta de la grabación y metió freno.

Pero de acuerdo a estudiantes, este tipo de prácticas que llevan a cabo todos los días los afecta pues a muchos se les pasa el transporte y llegan tarde a la escuela.

Commentarios

commentarios