René Gerardo Santana Garza, de 33 años, apodado “El 300” y supuesto líder de la pandilla Los Aztecas, fue detenido aquí la madrugada de ayer en un operativo realizado por elementos de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

El arresto fue reportado el viernes a las 03:30 horas en el cruce de  la avenida Rafael Pérez Serna y calle Sigma del Parque Industrial Omega, dio a conocer el comisionado Óscar Alberto Aparicio Avendaño.

Las investigaciones iniciales ubican a Santana Garza como el probable autor intelectual del homicidio del agente de la Policía Ministerial, Mariano Contreras Rivera, ocurrido el miércoles 6 de septiembre en esta ciudad, agregó.

La primera semana del mes de julio, y luego de una racha violenta en la ciudad atribuida a las pugnas entre grupos delictivos, el fiscal en la Zona Norte, Jorge Arnaldo Nava López, identificó a Santana Garza como uno de los principales líderes de “Los Aztecas”.

Esta organización trabaja aún en conjunto con la organización delictiva “La Línea”, dijo el fiscal.

Dijo que “El 300” era uno de los objetivos a nivel nacional y de la CES.

A Santana Garza presuntamente le fue incautada una pistola calibre .40 modelo JCP S&W, marca HI-POINT FIREARMS, con el número de serie 711881, que traía consigo un cargador abastecido con 10 tiros, además de 100 envoltorios con cocaína.

Las investigaciones de la CES arrojan que “El 300” tiene a su cargo alrededor de 250 personas que realizan actividades de venta de droga, cobro de cuotas y sicariato.

A él se le atribuyen las amenazas en recientes fechas contra los cuerpos policiacos, y también se le identifica como el presunto autor intelectual del homicidio de un elemento de la Agencia Estatal de Investigación, en el exterior de su hogar.

El detenido fue puesto a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR) por delitos contra la salud, en la modalidad de posesión de drogas y portación ilegal de armas de fuego, informó Óscar Alberto Aparicio Avendaño, titular de la Comisión Estatal de Seguridad.

El detenido, junto con la droga y el arma, fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público federal de la Procuraduría General de la República (PGR), por los delitos de portación ilegal de arma de fuego y delitos contra la salud.

Actualmente cuatro células dominan el trasiego de drogas en la ciudad, según el mapeo georreferencial del delito realizado por corporaciones policiacas.

El control en la venta y trasiego de drogas al menudeo en poco más del 60 por ciento de las calles de la ciudad lo mantienen integrantes de “La Línea”, brazo armado del Cártel de Juárez, y “Los Aztecas”, la pandilla con mayor número de integrantes y liderada presuntamente por René Gerardo Santana Garza.

La división geográfica realizada muestra que en el Distrito Centro predomina la presencia de los integrantes de ambos grupos; aunque su poderío se extiende a los distritos Universidad y Oriente.

Hacia el suroriente de la ciudad, el panorama es distinto. En el Distrito Valle, tienen su centro de operaciones células de la pandilla “Mexicles”, liderados por un hombre al que apodan “El Checo”, que es otro de los objetivos de la FGE, y en la zona del Valle de Juárez opera el Cártel de Sinaloa.

El Distrito Sur tiene presencia de “Mexicles” y “Aztecas”, particularmente en las colindancias de los distritos policiales, según el mapeo.

Ambas organizaciones operan “cobijados” bajo las nuevas reglas que impone el propio Código Nacional de Procedimientos Penales para evadir la cárcel: menos droga en posesión del vendedor, pero mayor cantidad en circulación, coincidieron en señalar el fiscal general César Augusto Peniche y el secretario de Seguridad Pública (SSPM), Ricardo Realivázquez Domínguez.

Al trasladarse con cantidades menores de droga a lo establecido por la ley para ser procesado penalmente, explican los jefe policiacos, permite al narcomenudista ser detenido unas cuantas horas y luego ser liberado.

Información: El Diario de Juarez

Commentarios

commentarios