La Temporada Primavera 2016 del Instituto de Cultura de Mazatlán recibió este sábado en el Teatro Ángela Peralta la primera presentación del Ballet de Jalisco con un programa doble: “Who cares?” y “Scheherezade”.

Bajo la dirección artística de Dariusz Blajer, el espectáculo llevó a los mazatlecos al esplendor y dinamismo del Nueva York de los años 20 con la entrañable pieza “Who cares?”, coreografiada por George Balanchine a partir de la música del inmortal George Gershwin.

En solos, pas de deux y dos codas para todos los bailarines, “Who cares?” impuso el romance, la alegría y el dinamismo que “La ciudad que nunca duerme” forjó en los años 20 en base a ritmos como el jazz, foxtrot y charleston, y que estos jovencísimos artistas supieron plasmar con frescura y precisión apegándose a las normas del estilo Balanchine, en el que cada movimiento del cuerpo guarda una estrecha relación con la música.

Tras la sobriedad y frescura de las ocho coreografías de “Who cares?”, el Teatro Ángela Peralta se trasladó al universo de ensoñación, exotismo y sensualidad de “Scheherezade”, que narró, a través de la coreografía de Mark Godden y la música de Rimsky Korsakov, la odisea de heroína de “Las mil y una noches” por sobrevivir a través de la narración de sus historias.

Un inmenso libro escrito en alifato, la lucha por la vida y la muerte representada en la pluma y el alfanje y el desfile de personajes que la imaginación de “Scheherezade” desgranaba noche a noche, impusieron una atmósfera rica, dinámica y plena de sensualidad en las actuaciones de los protagonistas de esta pieza: Karla Lastra (Scheherezade), Jazmín Díaz de León (Esposa infiel), Carlo Bravo (el Sha traicionado) y Simbad (Norman Barrios).

Así, noche a noche, el amor, los celos y el exotismo de oriente tejieron en el TAP una trama llena de momentos dramáticos, pasionales, divertidos y de ensoñación pura siguiendo a “Scheherezade”: la disputa por su amor entre “El Sha” y “Simbad” y el colorido que los marineros, esclavos y esclavas, mercaderes y otros personajes dieron a esta entrañable representación de ballet.

Al final, el público mazatleco reconoció con un atronador aplauso el hechizo que el Ballet de Jalisco creó con su estilo, belleza y juventud, y quedó a la espera de la función que este domingo a las 12:00 horas concluirá la visita de la joven compañía tapatía en Mazatlán.

DSC_6639 DSC_6644 DSC_6697 DSC_6933 DSC_7039BALLET

Commentarios

commentarios