La tarde del  sábado, Casa Haas fue seducida por las voces de la mezzosoprano Athenea Reyes y la soprano Arisbe Barrera, quienes atraparon a su público con un romántico repertorio de arias de óperas clásicas y boleros mexicanos.

En  Passione  Athenea Reyes sorprendió con su técnica vocal y dominio escénico al interpretar con picardía canciones como Non so piu cosa son, cosa faccio y Smanie implacabilli de las óperas “Le nozze di Figaro” y “Cosi Fan Tutte” de Mozart y Arisbe Barrera hizo vibrar al público  en las áreas Oh mio babbino caro y Quando men vo de las óperas “Gianni Schicchi” y “La boheme” de Puccini.

El pianista Pablo López acompañó de principio a fin a las cantantes y eventualmente el clarinetista Gadiel Aguilar Raygoza aparecía en el escenario para hacer de Passione una experiencia aún más enriquecedora.

Anunciado el intermedio, los asistentes fueron invitados a un ameno brindis mientras los artistas prepararon su regreso al escenario para ganarse el cariño y el respeto del público al interpretar un repertorio de boleros mexicanos.

Entrañables fueron las interpretaciones individuales de Noche de ronda de María Teresa Lara, Te quiero dijiste de María Grever yBésame Mucho de Consuelo Velázquez, pero sin duda la interpretación a dueto de Dime que sí de Alfonso Esparza fue la pieza que más emociones despertó en los asistentes y con  Júrame de María Grever se llevaron las palmas del público al finalizar el programa.

Athenea Reyes agradeció el apoyo del público y de sus compañeros e invitó a todos a convivir junto a una mesa de bocadillos instalada al lado del escenario.

Commentarios

commentarios