Al someter al asaltante armado, el empleado de un negocio de Escuinapa, al sur de Sinaloa, no solo recibió un balazo cuando la pistola disparo, sino que presentó varias mordidas en el brazo derecho.

El herido Arnoldo, de 40 años de edad, es originario se Mazatlán, pero trabaja en aquella ciudad y de acuerdo al informe, se encuentra estable en el hospital al que fue llevado para ser atendido.

El establecimiento forrajes se encuentra en pleno centro de la cabecera municipal y hasta ahí llegó el delincuente con un arma en la mano.

A pesar de ello, el trabajador se abalanzó contra el ladrón y lo sometió, solo que la pistola se disparó y recibió el impacto en la pierna izquierda.

El responsable trato de soltarse  y uso los dientes incluso, pero no lo logró y cuando llegó la policía se hizo cargo del él.

Commentarios

commentarios