El reporte de un asalto a un camión de la línea de autobuses Unidos de Sinaloa en la autopista Mazatlán-Culiacán movilizó a los cuerpos de seguridad.

Pero cuando los agentes llegaron al kilómetro 28 de la vía de comunicación, poco antes de la caseta de peaje, encontraron algo diferente.

Por las fallas del asfalto dos camionetas se le cerraron a la unidad número 304 que transitaba al sur y tanto conductor como pasajeros entraron en pánico y creyeron que se cometería un atraco.

Fue como alguien hizo una llamada de emergencia
Pero ante el temor de que ocurriera algo, el transporte fue escoltado hasta la central de autobuses.

Commentarios

commentarios