Alguien los dejó junto al canal de navegación de Mazatlán simplemente son producto de la reproducción.

El caso es que son decenas de gatos los que ya habitan en un predio ubicado casi al pie del faro.

Durante la mañana aparecen en grupo sobre la calle de acceso a la escollera y cuando sube el sol se ven sobre algunas lanchas, otros descansan encima de la barda y en grupo duermen sobre el piso, debajo de la sombra de los arbustos.

Dentro de un terreno al que recientemente se le levantó una pared habitan varios más.
Entre la manada hay felinos adultos y otros que parece tienen algunos meses de vida.

Los que acostumbran caminar o hacer rodada ciclista poco después del amanecer se quedan sorprendidos de la cantidad de felinos que están en esa vía.

Estos animales son ayudados por alguna persona pues en el mismo lugar colocaron un recipiente con agua para calmar su sed.

Commentarios

commentarios