Por medio de concursos y la rifa de automóviles nuevos, el alcalde de San Blas, Nayarit, Hilario Ramírez Layín, pretende atraer el turismo a su municipio.

En su perfil de Facebook el edil mostró los tres vehículos compactos que entregó a los ganadores, dos de ellos a través de un concurso de canto y baile y uno más por sorteo.

En esa misma red social aparece un video donde se ve al “Amigo Layín” repartiendo dinero y tomándose fotos con sus simpatizantes.

No obstante que la supuesta intención de Ramírez es promover el turismo en la localidad, el diario Reforma precisa que en el puerto no hay una estrategia ni personal que guíe a los visitantes.

Agrega que no existe señalética para llegar al puerto y las calles están plagadas de baches y basura.

En octubre del año pasado, Ramírez dejó ver su interés por contender por la gubernatura de Nayarit en 2017.

Layín, como apodan al presidente municipal de San Blas, saltó a la fama cuando reconoció en una entrevista que durante su primera gestión municipal, bajo las siglas del PAN, robó pero “poquito”.

En un acto realizado el 7 de junio de 2014 afirmó que fue “bien poquito” lo que robó porque la presidencia de San Blas “estaba bien pobre”.

El exalcalde afirmó que sus adversarios lo acusaban de robarse 120 ó 150 millones de pesos, lo cual refutó, pero destacó que “ojalá hubieran estado los 150 millones, a ver si no me los llevo los cabrones, esos mismos los hubiera hecho de pura obra pública.

“A quién no le gusta el dinero, a todo mundo, pero también me gusta mucho trabajar.

“Sí le robé, sí le robé, sí robe… poquito porque está bien pobre (el municipio). Le di una rasuradita, nomás una rasuradita”, sostuvo Layín en esa ocasión.

En diciembre del mismo año la organización Global Quality Foundation (GQF) lo nombró “Alcalde del año 2014″ y dedicó el galardón al presidente Enrique Peña Nieto, al gobernador del estado, Roberto Sandoval Castañeda, a todos los nayaritas, y a su familia.

En febrero de 2015 Layín volvió a ser noticia nacional debido al derroche de dinero que hizo para festejar su cumpleaños número 44 que incluyó la presentación por tres horas de la banda El Recodo por 1.2 millones de pesos. El costo total de la fiesta fue de 15 millones de pesos.

Además ese día se volvió viral el video del momento en que levanta en dos ocasiones el vestido de una mujer con quien bailaba. Por este caso, la Comisión para la Defensa de los Derechos Humanos de Nayarit (CDDH), solicitó al Congreso del estado iniciar un proceso de sanción administrativa en su contra y la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados convocó al Congreso de Nayarit a considerar la pertinencia de someterlo a juicio político.

En marzo, en el marco del Día Internacional de la Mujer obsequió a las mujeres de San Blas 200 planchas, un refrigerador, una estufa y una lavadora.

En abril de ese mismo año el alcalde volvió a crispar las redes sociales tras la difusión de un video en YouTube en el que se le ve bailar arriba de una mesa en una cantina en el municipio de Acaponeta.

Con su ya característica camisa azul desabotonada hasta el estómago, pantalón de mezclilla y sombrero, el alcalde de San Blas es observado y aplaudido por las personas que lo rodean mientras zapatea al ritmo de banda.

Con informacion de:

Revista Proceso

Commentarios

commentarios