Mazatlán, Sinaloa, a 23 de febrero de 2016.- El Gobierno de Sinaloa, el Ejército, Marina Armada de México, PGR, Cisen y presidentes municipales, acordaron este martes estrategias de acción para controlar los brotes de delincuencia, en particular en los municipios de Elota, San Ignacio y El Rosario, y garantizar la seguridad de toda la sociedad sinaloense que se ha visto afectada por la disputa entre gavillas y grupos delictivos.

El Gobierno Federal y el Estatal, junto con los municipios, harán frente a estos brotes, porque es compromiso atender el tema de la seguridad para la tranquilidad de los ciudadanos, dijo el gobernador Mario López Valdez, al encabezar la reunión del Grupo de Coordinación en esta ciudad, y destacó que es prioridad proteger a los ciudadanos que se han visto afectados por la rivalidad delincuencial, especialmente en la zona serrana de El Rosario y San Ignacio.

A la vez, lamentó los sucesos recientes, incluyendo el de Elota, en los que han muerto en forma violenta algunas personas por esta lucha entre grupos delictivos, y que han permeado en la confianza de la sociedad.

Al reiterar que no se ha bajado ni se bajará la guardia en la lucha contra la delincuencia, el mandatario estatal dio a conocer que se reforzarán los operativos con suficiente personal y equipo, para recuperar la tranquilidad en estos municipios y detener a los responsables de los recientes sucesos.

En equipo saldremos fortalecidos, por lo que la disposición y apoyo de los alcaldes puede ayudar mucho a detectar zonas de riesgo para, juntos, ir contra quienes pretenden arrebatar la tranquilidad a los ciudadanos y echar abajo lo mucho que se ha logrado, destacó.

López Valdez hizo énfasis en que si alguien le ha entrado al combate a la delincuencia ha sido este gobierno, con el total apoyo y respaldo de la Federación, a través del Ejército, Marina y Fuerza Aérea, la Policía Federal, PGR, Cisen y el Sistema Nacional de Seguridad Pública en pleno.

Luego de esta reunión, dijo, se establecerá una estrategia conjunta para abatir la incidencia delictiva, problema que no debemos ni queremos eludir, sino, por el contrario, se hará todo lo que sea necesario para frenar la ola delictiva, y seguiremos brindando seguridad a la población y respaldo total a los municipios para atender el reclamo justo de seguridad de parte de la sociedad, y mantener los espacios de convivencia que tenían secuestrados los delincuentes.

Reiteró su agradecimiento a las Fuerzas Armadas, que una vez más otorgan su respaldo y apoyo al gobierno de Sinaloa.

Por su parte, el Secretario General de Gobierno, Gerardo Vargas Landeros, como responsable del gabinete de seguridad, informó los acuerdos tomados durante la reunión del Grupo de Coordinación, entre los que destacan: Reforzar el operativo militar que se encuentra en los límites de Sinaloa y Nayarit, en el municipio de Escuinapa, con el propósito de evitar el ingreso de grupos delictivos a nuestra entidad.

El Ejército Mexicano seguirá atendiendo las zonas serranas de los municipios de El Rosario, San Ignacio y Mazatlán, con operativos permanentes, hasta detener a los responsables del brote de inseguridad registrado en esas zonas.

La Secretaría de Marina apoyará a las autoridades estatales y municipales con revisiones a vehículos con personas sospechosas en su interior en aquellos municipios de la zona costera de Sinaloa.

Se modificarán los turnos de trabajo de las corporaciones policiacas, a fin de que haya mayor presencia policial en la vía pública.

Se rotarán mandos en algunas corporaciones de al menos siete municipios de la entidad.

Se propone no autorizar eventos masivos, con venta o no de alcohol, y donde participen cualquier tipo de agrupaciones musicales, a partir de esta fecha y hasta después del 5 junio, cuando concluye el proceso electoral, lo que fue aprobado por los alcaldes.

De esta manera, se atiende parte de la problemática actual para brindar seguridad adecuada desde este momento, durante Semana Santa, la Semana de la Moto y el proceso electoral, y al término de este último se retirará la medida.

Destacó que el estado se encuentra en paz, pero por el momento se requiere de atención inmediata en estas zonas donde se han producido enfrentamientos entre grupos delictivos.

Aseguró que los resultados en materia de seguridad en esta administración han sido notables, y muestra de ello es la situación muy diferente que viven hoy ciudades como Los Mochis, Navolato, Guamúchil y sobre todo Mazatlán, convertido hoy en el destino turístico más seguro del Pacífico Mexicano.

El gobernador del estado afirmó que se ha ganado mucho, hay avances, y el apoyo, respaldo y cooperación de las Fuerzas Armadas, como el Ejército, la Marina y Fuerza Aérea, han sido claves para reducir los índices delictivos, y que además, han sumado esfuerzos con las corporaciones policiacas en Sinaloa para el cumplimiento de este objetivo.

A la reunión asistieron, entre otros, el General de División DEM Alfonso Duarte Múgica, comandante de la III Región Militar; el General de División Rogelio Terán Contreras, comandante de la IX Zona Militar; el comandante de la IV Zona Naval, Vicealmirante Francisco Limas López.

Asimismo, el Gabinete de Seguridad estatal encabezado por el Secretario General de Gobierno, Gerardo Vargas Landeros, además del Procurador de Justicia, Marco Antonio Higuera Gómez; del Secretario de Seguridad Pública, Genaro García Castro; el Coordinador Estatal de Seguridad, Moisés Melo García y 15 de los 18 alcaldes (no acudieron los de El Fuerte, Badiraguato y Sinaloa de Leyva).

Commentarios

commentarios