La cena navideña es uno de los mejores momentos que se comparten en familia, sobretodo cuando se tiene la dicha de todavía poder probar el sazón de las abuelitas, aunque no fue lo mismo que pensaron los parientes de una jubilada checa.

De acuerdo con la información publicada en ‘RTenEspañol’, una abuelita de la ciudad de Vratimov, en la República Checa, envenenó a su familia durante la fiesta de navidad al confundir la mejorana con marihuana y sazonar con ella un pato que cocinó al horno.

Según el periódico ‘Lidovky’, la marihuana era utilizada con fines médicos por uno de los miembros de la familia, un anciano que fue el único que se sintió bien después de disfrutar del pato.

Luego de la cena, cuatro adultos y dos niños, de 3 y 6 años, necesitaron asistencia médica al experimentar alucinaciones y quejarse de debilidad, náuseas y dolor de cabeza.

Después de lo sucedido, la Policía afirmó que se ha abierto “un caso de fabricación ilegal y otras manipulaciones con sustancias narcóticas, sustancias psicotrópicas y venenos”.

Este no es el único caso en el que una abuelita ha causado revuelo durante esta época, pues, hace poco, todo mundo compartió las fotografías de una que puso tangas en el árbol de navidad porque pensó que eran un adorno.

Esta mujer, originaria de Irlanda, decidió llevarse unas bolas que eran muy similares a las esferas que se colocan en el árbol de navidad aunque, en realidad, eran cilindros que contenían prendas de lencería.

Al llegar a su casa, la familia de la mujer comenzó a colocar los adornos y al encontrar las tangas, se sorprendieron y le preguntaron el porqué de su compra.

Una de las nietas no pudo soportar la risa que le provocó el gracioso momento, por lo que decidió tomar diferentes fotografías a las tangas que había comprado su abuela y compartirlas en redes sociales junto con la historia.

Información: RT en Español

 

Commentarios

commentarios