Culiacán, Sin.- A 24 horas del enfrentamiento que se dio entre integrantes de Los Ántrax y el Ejército, vecinos de la colonia Miguel Hidalgo continúan con temor por lo que ocurrió en el sector.

Los vecinos señalan que había una fiesta en la casa marcada con el número 1948, donde fue la balacera.

El portón de esa vivienda quedó totalmente destruido por la balas, al igual que la fachada.

Los vecinos cuentan que en esa casa siempre llegaba gente “pesada”, pero que ellos no nos conocían.

“Traían la banda, se amanecían, hacían sus fiestonas”, cuentan.

Es una casa de seguridad de color blanco con acabados en piedra y algunas plantas de bambú que salen arriba de la barda.

De fachada elegante, con balcón de cristal, con el número 1948 marcado con letras de metal color plata y con cerca eléctrica en la parte superior de la barda.

Una vecina, que pidió el anonimato, comentó que ella recibió una llamada de su familia, quien vive ahí cerca de donde fue la balacera.

Le decía que se les había metido uno de los delincuentes a esconderse en su casa y que no sabían qué hacer, que tenían miedo.

La señora rápidamente acudió al lugar les avisó a los militares.

Les dijo que había uno en la casa de su familia, muy cerca de la vivienda de la balacera, y que no podían abrir las puertas.

El Ejército rescató a su familia y atrapó al delincuente que se escondía en la vivienda.

Señalan que a varios vecinos les pasó lo mismo, pues lo delincuentes andaban huyendo y escondiéndose entre las casas sin importarles que quedaran niños en el fuego cruzado.

En un recorrido por ADiscusión, se observó que varias viviendas cerca de donde ocurrió la balacera presentan daños por las balas en fachada, puertas y el portón.

Asimismo, se dijo que algunos vehículos que estaban estacionados afuera y fueron alcanzados por las balas.

Los habitantes del sector comentaron que vivieron momentos de angustia cuando se escuchaban detonaciones de armas de fuego.

El lugar continúa asegurado por personal de la PGR y elementos del Ejército.

Varias unidades artilladas de la SEDENA están estacionadas entre las calles y el inmueble.

A la vivienda no se puede ingresar ya que esta limitado el área con cintas amarillas.

Con informacion de:

Commentarios

commentarios