Los cables de energía eléctrica que cayeron entre las comunidades Ixpalino y Cajón de Piaxtla estaban perforados por impactos de bala.

Esto ocurrió en San Ignacio, al sur de Sinaloa durante la mañana y eso causó que una parte del municipio de Elota, incluida la cabecera municipal, La Cruz, se quedaraN sin energía eléctrica desde las siete de la mañana.

De acuerdo a los pobladores de esa zona, se escucharon balazos durante varios minutos, pero nadie vio cruzar unidades.

Ante los reportes de la falta de servicio, empleados de la Comisión Federal de Electricidad se trasladaron al área y encontraron el cableado caído.

Después de tres horas de trabajo lograron que la luz regresara a La Cruz y más tarde pudieron restablecer la energía en toda el área afectada.

Commentarios

commentarios